Compartir

Costos por legalizar un vehículo extranjero puede ser de hasta 30 mil pesos

Encarecen la regularización
Regularizar carros usados sale muy caro y no conviene, se requiere cambiar el decreto que está desde el 2011.

Por: El Mañana de Reynosa

Desde el 2011 se generó un notable incremento en los precios para regularizar vehículos, generando inquietud y dificultades para aquellos que buscan cumplir con las disposiciones legales con un auto a bajo costo y para los comercializadores de unidades usadas.

Hugo Jofre, representante de los importadores de autos usados en Reynosa, comentó que los precios de la importación han experimentado un alza considerable desde la implementación del nuevo decreto, ya que anteriormente, regularizar un vehículo no superaba los 10 mil o 12 mil pesos, sin embargo, en la actualidad los costos han llegado a alcanzar hasta los 30 mil o más debido a diversos factores, como la antigüedad del vehículo y su ubicación en la frontera o en el interior del país.

“El primero de julio del 2011 fue cuando entró el decreto; se subió un 300 por ciento del costo real. En aquel tiempo que estuvimos dándoles documentos, dándoles información, era demasiado, sin embargo, no hubo cambio alguno”, dijo.

Esta situación ha generado falta de accesibilidad a la regularización de vehículos más antiguos, lo cual impacta directamente a aquellas personas con menores recursos económicos.

Además, señaló la falta de equidad en los costos, ya que importar un vehículo más nuevo puede resultar más económico que uno de mayor antigüedad, lo cual resulta desconcertante e injusto para muchos.

“Deben de pagar conforme a los años de antigüedad que tiene el vehículo. ¿Cómo le vas a cobrar menos al que tenga menos antigüedad que al que tiene más antigüedad? hay que ser razonables, una persona se compra un carrito a sus posibilidades económicas”, recalcó.

Y agregó: “Ahorita es demasiado el costo y está más caro importar un vehículo con antigüedad que un vehículo más nuevo, y es irracional, incomprensible, porque le pegas a la gente de abajo, que es la que puede comprar un carrito de 10 años para atrás, a elegir que paguen menos impuestos los que compran un carro con cinco años de antigüedad“.

El dirigente de los comercializadores de autos usados espera que las autoridades tomen en consideración las preocupaciones de la población y busquen soluciones que promuevan la equidad y el acceso a la regularización de vehículos para todos los ciudadanos.

Compartir